miércoles, 17 de mayo de 2017

Reseña #47: El círculo, Mats Strandberg y Sara B. Elfgren

Hoy os voy a reseñar una novela perteneciente a un género misterioso e inexplorado en el que muy pocos autores se han atrevido a aventurar. Es algo que nunca habíamos tratado en el blog así que agarraos a la silla. Sí, ¡por fin!, ¡una fantasía juvenil! A ver no, es bromi, lo digo porque si es la primera vez que visitáis nuestro barco a lo mejor os lo creéis y todo. Con tanta ironía quizás parezca que no me gusta o que desprecio el género, pero eh, no, aunque una tenga ya cierta edad aún se devora unas cuantas novelas juveniles al año. Me parecen lecturas bastante ligeras que, si son buenas, consiguen enganchar. Lo que sí es indiscutible es que el género fantástico y de ciencia ficción para el público adolescente está siendo sobreexplotado, por lo que es muy difícil encontrar alguna joya entre tanta baratija, pero, oye, haberlas haylas. 

No voy a calificar El círculo (2011) de Mats Strandberg y Sara B. Elfgren como joya, pero os adelanto que es una novela que me ha gustado mucho. Este libro encabeza la trilogía de Engelfors seguido de Fuego (2012) y Llave (2013). Las fechas que aparecen entre paréntesis corresponden a la publicación de cada uno de los títulos en su país de origen, Suecia, ya que aquí llegaron algo más tarde y lamentablemente, la última entrega de la serie aún no ha sido traducida al castellano. Yo tengo mis dudas de que Maeva, la editorial que publicó las novelas anteriores en nuestro país, termine por hacerlo, ya que Fuego salió a la venta en 2013 y desde entonces no se han vuelto a tener noticias de la saga. 

En cuanto a los autores pues comentar eso, que son escandinavos, y poco más porque antes de esta trilogía para los lectores españoles y para la Wikipedia no tenían mayor relevancia. Mats Strandberg era columnista en Aftonbladet, al parecer uno de los periódicos noruegos con mayor tirada del país, y antes de embarcarse en esta trilogía junto a su compañera publicó tres títulos más, uno de los cuales fue premiado como libro del año por la revista QX (en la que él mismo había trabajado anteriormente). Sara B. Elfgren, sin embargo, es una novata en el mundo de la literatura y El círculo fue su novela debut. Ella era guionista, de hecho aún lo sigue siendo ya que colaboró en la adaptación de su obra al celuloide. Actualmente está trabajando en una novela  ilustrada, Vei,  junto al artista Karl Johnson.


Sinopsis

Una noche de luna llena color rojo sangre, seis chicas se ven arrastradas por una fuerza misteriosa hasta un viejo teatro al aire libre. Días antes, un compañero apareció muerto en el instituto. Todo el mundo piensa que ha sido un suicidio. Todo el mundo… excepto ellas. En ese misterioso lugar en ruinas, les es revelada una antigua profecía. Son las Elegidas, un grupo de brujas unidas por un poder que puede destruirlas a todas. Pronto descubren que, a pesar de sus diferencias, se necesitan las unas a las otras para dominar sus nuevos poderes y cumplir la misión que les espera. El tiempo corre en su contra. Si no descubren qué las persigue, morirán.

Este libro me ha llevado de viaje a mi adolescencia profunda, y es que su trama tiene elementos de dos grandes obras maestras que marcaron mis días de instituto: las WITCH y Buffy cazavampiros. Si Will, Hay Lin, Taranee, Irma y la del pelo rubio se hubiesen ido a vivir a Sunnydale seguro que habrían tenido los mismos dramas que las chicas de esta novela. Cinco amigas que deben aprender a dominar los elementos (en El círculo empiezan siendo siete pero se ve que a los autores les parecían muchas y se hacen un George R. R. Martin para quitarse personajes de encima) para luchar contra un mal que amenaza con apoderarse del instituto primero y del mundo después, si le dejan. 


Esta foto tan chula la cogí prestada del blog http://www.gettub.com.br/, que parece muy interesante aunque no entiendo nada de lo que dice.

Reseña

El primer personaje que se presenta en la novela es también el primero en despedirse, y es que, como adelanta la sinopsis, el libro empieza fuerte. El pobre Elías está sentado en el despacho de la directora, Adriana López, aguantando ese chaparrón que alguna vez nos ha caído a todos por vaguear más de la cuenta. La López va de maja dándoselas de profesora colega pero tiene algo raro, no sé, ¿será que le va eso de coleccionar pelos humanos?. Teorías capilares aparte, en cuanto le dan vía libre, Elías sale disparado a llamar a su mejor amiga, Linnéa ... y tras una serie de extraños sucesos, el pobre acaba encima del váter del baño de las chicas con las venas abiertas en canal. Para darle más dramatismo al asunto los autores deciden que sean Linnéa y Minoo, otra de las protagonistas, quienes descubran el cadáver del chaval. Estos tres personajes y otras cuatro muchachas más que enseguida vamos a conocer componen el grupo de los Elegidos.

Imagen de la película sueca Cirkeln (2015), adaptación cinematográfica de El círculo
en cuya producción participó la autora. ¿Os imaginábais así a las Elegidas?
Como veis el elenco de personajes principales de El círculo es bastante extenso: tenemos a Minoo la empollona, a Linnéa la gótica-punki, a Vanesa la popu malota, a Anna Karin la chica reservada amiga de los animales y de la bollería industrial, a Ida la perfecta repelente y a la super maja, buena y amable de Rebecka. Entre tantos roles es muy difícil no sentirse identificado/a al menos con alguno, y ese es uno de los puntos atractivos de la novela. Además he de decir que las personalidades de cada protagonista están bastante logradas lo que da lugar a situaciones creíbles en las que cualquiera puede imaginarse (quitando eso de la telequinesis, lo de volverse invis).

Las Elegidas no saben que lo son (aunque algunas ya se lo intuyen por ciertos sucesos paranormales en los que se han visto envueltas) hasta que una buena noche de luna roja experimentan una alucinación colectiva y se van todas andando en sueños hasta el teatro al aire libre del pueblo (Engelsfors). Allí está esperándoles el conserje del instituto, Nicolaus, acompañado de un gato más bien feo, quien resulta ser el guía de las chicas. El pobre hombre no recuerda mucho de su cometido (ni de nada en general) así que de primeras es una ayuda más bien inútil. Tras una sesión de espiritismo rápida con una bruja del siglo XVI en la que se revela el destino prodigioso del peculiar grupo, cada una se vuelve a su casa y aquí no ha pasado nada.

Volando voy, volando vengo ~

Todas intentan seguir con su vida ignorando ese rollo de salvar el mundo, hasta que un dramático suceso les hace unirse para salir en busca y captura del mal; tampoco tienen que ir muy lejos porque ya está esperándolas en el instituto. Y en todo este tiempo, entre líos de novios, discusiones con los padres y amores platónicos, van descubriendo sus poderes. Cada elegida controla un elemento, aunque no son cuatro como la literatura nos lleva enseñando toda la vida, sino seis: fuego, aire, agua, tierra, madera y metal. Ya, ¿pero no eran siete elegidos? Bueno como os imagináis, las cualidades del séptimo son las más especiales. En el mundo que han creado Strandberg y Elfgren hay sitio para  los demonios, unos seres etéreos que pueden hacer pactos con los humanos, y son estos "bendecidos" el principal problema de las chicas en El círculo


El libro me ha enganchado un montón, aunque no es una maravilla narrativa ni de trama extremadamente original pero tiene un no sé qué que sé yo que me ha hecho devorar la trilogía. Es fácil de leer, tiene diálogos divertidos y aunque la trama en general es bastante predecible es capaz de sorprender mucho en algunos puntos. Los autores consiguen reflejar bastante bien los dramas de la adolescencia introduciendo algunos factores que no se mencionan habitualmente (aún) en este tipo de libros como son la homosexualidad o el bullying. Si a esta cucharada de realidad le añadimos una pizca de magia tenemos una combinación de lo más entretenida. Sin duda, os recomiendo mucho El círculo si os gustan las sesiones de espiritismo en grupo y los gatos feos.



No hay comentarios :

Publicar un comentario